Claves para hacer un buen repaso en oposiciones

Son los grandes olvidados en cualquier tipo de estudio y, sin embargo, son los más importantes. Con ello nos referimos, nada más y nada menos, que a los repasos.

Al comenzar a estudiar siempre los tenemos en mente, los incluimos en la organización semanal, y cuando llega el día, algo falla y casi nunca cumplimos el objetivo que nos hemos marcado con esos temas.

Si estas harto de esto, echa un ojo a las cuatro claves que te proponemos para un repaso infalible. ¡No se te escapará ni uno!

Clave 1: comprende tu memoria

Vamos a enumerarte algunas de las frases que más has dicho desde que estudias oposiciones:

  • No se me queda nada de lo que estudio.
  • No retengo la información.
  • Es que no me centro.
  • Se me olvidan las cosas.
  • ¿Y si esto no es para mi? ¡Es imposible acordarse de todo!

Lee con atención: tú y todos los opositores os encontráis en la misma situación. A parte del autoboicot del que ya hablamos, ¡es que tu memoria funciona así!

Por lo tanto vamos a tratar esto de una forma realmente sencilla para que comprendas a tu memoria, y el por qué de la importancia de los repasos.

MCP vs. MLP

What? Pues eso, tu Memoria a Corto Plazo y tu Memoria a Largo Plazo.

La cuestión es simple, básicamente nos pasamos el día trabajando con la MCP. Entre otros mecanismos, esta memoria es la que recibe la información, transforma, almacena, y un largo etc.

La memoria a corto plazo es taaaan buena, que se presta a todo esto sin pedir nada a cambio. Pero ojo, sí pone una condición: si no le repites las cosas, desecha la información. De hecho, tienes que ser bastante rápido al entrar en su juego, porque hay veces que, en cuestión de segundos, tira a la basura una idea.

Si eres capaz de pasar su prueba y conseguir que una idea se mantenga a almacenada, la MCP y otros amigos se van a encargar (sobre todo mientras duermes) de una mudanza hacia la memoria a largo plazo, o lo que es lo mismo, van a afianzar la información que has introducido durante el día.

Esto sucede porque le has demostrado a tu memoria que esos datos son importantes, que los necesitas, y que por eso te has esforzado mucho en poder recordarlos.

Pero cuidado, la memoria no va a dejar de exigirte cosas.

La famosa curva del olvido

¿Qué ocurre cuando la información está en la memoria a largo plazo? ¿Ya está todo hecho?

Pues no. La MLP también tiene exigencias; ella sólo almacena cosas útiles. Así que, para demostrarle cómo de valioso es tu temario de oposiciones, más te vale repasarlo muchas veces.

Aquí es donde entra en juego la famosa curva del olvido, que nos dice que a más tiempo pasa, más se olvidan las cosas. Concepto fácil donde los haya, ¿verdad?

La traducción de esto es que, aquella información que no utilices de forma recurrente, acaba siendo olvidada.

Esto tiene dos implicaciones: 1) que el peso de los repasos, en una carrera de fondo como la oposición, es enorme; 2) que los repasos deben empezar desde el mismo momento en que has estudiado.

De hecho, si seguimos al pie de la letra esta teoría, los repasos tendrían que ser estos:

  • Un repaso el mismo día que estudias el tema.
  • Otro repaso a las 24 horas.
  • Un repaso más a la semana siguiente.
  • 30 días después, vuelves a repasarlo.

A partir de aquí, podrías seguir cualquier sistema de organización de estudio que sea compatible con tu rutina.

Clave 2: conócete bien

Tópicos sobre estudiantes de oposiciones modo on: no todos somos iguales, todos no estudiamos de la misma forma, cada uno tiene un ritmo propio, el estudio y el rendimiento vienen determinado por tus circunstancias, y un enorme etcétera.

Y es cierto, es así. El problema es que nos lanzamos a devorar temas sin plantearnos cómo nos viene bien hacerlo, y eso es un error enorme.

Fuera comparaciones y competiciones absurdas con los compañeros, y establece una rutina y un método de estudio adecuado a tus circunstancias, y sobre todo, que te permita dar el 110%.

Así que, siguiendo esta idea, intenta:

  • Saber a qué hora del día rindes más.
  • Averiguar de qué forma comprendes mejor la información: ¿Viendo vídeos? Grábate recitando el tema. ¿Escuchándolos? Hazte un podcast. ¿Eres de inventar historias o poner ejemplos? Hazlo, porque ninguna técnica es descabellada si consigue que retengas correctamente la información.
  • Localizar las cosas que te frustran y reflexiona sobre ellas. Quizás te lleves una sorpresa y veas que muchas no son reales.

Clave 3: organízate

En este punto te toca elegir y adaptar el sistema que mejor te venga. Tienes dos opciones: o bien creas uno totalmente personalizado para ti, o sigues alguno de los que ya te enseñamos.

Recordamos un poco:

Clave 4: elige un instrumento

El objetivo del repaso es que tu conocimiento sobre un tema, cada vez sea mayor. Es decir, que a medidas que avances en repasos, también lo hagas en profundización sobre él.

Para eso, no te bastará sólo con coger el programa y estudiar lo mismo una y otra vez. Existen algunos instrumentos que son ideales para usar en los repasos:

Lectura comprensiva

Siempre y cuando vaya aumentando el contenido de la lectura, puede servir.

Comienza por leer comprensivamente lo que ya estudiaste y, a medida que lo vas dominando, amplia la información.

Resúmenes

Son un gran aliado del anterior, ya que permites a tu memoria trabajar con el contenido que ha almacenado.

Explicaciones en voz alta

Volvemos al «mamá, te voy a dar la lección», pero en este caso, basta con que repitas lo que recuerdas en voz alta.

Es una larga historia pero, este proceso, llamado «efecto de producción», da lugar a que tus recuerdos se anclen en la memoria a largo plazo.

Esquemas y mapas conceptuales

Un básico para cualquier opositor.

Son dos de las mejores herramientas de estudio, y si concretamos, quizás nos inclinamos más por los segundos. Y es que los mapas conceptuales son excelentes instrumentos para relacionar conceptos e ideas, lo que provoca un mayor dominio de los contenidos.

Test y simulacros de examen

No solo se trata de recordar el contenido, es que el hecho de responder preguntas, formuladas de manera distinta, pero cuya respuesta es la misma procura un efecto muy similar al de los mapas conceptuales. En otras palabras; llegas al mismo punto, por diferentes caminos, y eso a tu memoria le viene muy, pero que muy bien.

Pásate por nuestra web, y compruébalo por ti mismo.

Por último, decirte que desde nuestra experiencia, todos estos instrumentos son muy útiles y perfectamente compatibles. Tanto es así, que lo más recomendable es que emplees todos en algún momento de tu repaso.

Así que ya sabes luducompi, anota estas cuatro claves, y ponte en marcha cuanto antes. ¡Puedes hacerlo!

No te pierdas ningún artículo

Suscríbete y mantente informado.

TodoOK

¡Gracias por registrarte !

Te mantendremos al tanto de todas las novedades de meludus :)

, algo ha ido mal :(

Por favor, intentalo más tarde, o si lo prefieres ponte en contacto con nosotros