Promocionar en función pública, ¿cómo?

¡Feliz año nuevo opo-compis!

El post con el que comenzamos el 2021 tiene un doble objetivo; informar a los «novatos» en estas cuestiones, y hacer recordar a los «veteranos».

Y es que ya os hemos ido avisando que este año va a ser espléndido para opositar, pero también lo va a ser para promocionar.

Esto, como ya sabéis, se debe a que gran parte de las plazas que se iban a otorgar durante 2020, pasaron a procesos selectivos en 2021 a causa de la COVID.

Así que cuando, dentro de todo el lío que supone el desglose de plazas, leemos «promoción interna«, asumimos que muchos de los afortunados que están dentro van a poder ascender, pero… ¿qué implica una promoción interna?

¿Qué es la promoción interna?

Nos referimos a promoción interna, cuando hablamos de las plazas disponibles en un proceso selectivo, para que los empleados públicos puedan mejorar sus condiciones laborales.

Sin embargo, no todas las promociones internas siguen los mismos patrones. No se trata de aprobar la oposición y por arte de magia ascender.

Este tipo de mejoras dependerán de diversos factores como los méritos, la antigüedad del trabajador, el grupo en el que desempeñe sus funciones, o el nivel de funcionario público en el que se encuentre.

A todo esto, es lo que se conoce como carrera vertical u horizontal de un funcionario público.

La carrera horizontal

La carrera horizontal de los empleados públicos es aquella en la que se accede a un puesto de Cuerpo o Escala del mismo grupo o subgrupo profesional.

En otras palabras, nos movemos dentro de nuestro grupo laboral, y progresamos sin tener que cambiar de puesto de trabajo, Cuerpo o Escala profesional.

Un ejemplo que sin duda nos hará visualizarlo mucho mejor es el de los administrativos. Estos empleados pertenecen al grupo profesional C, subgrupo C1.

Si un administrativo del Estado, durante un proceso selectivo de promoción interna, accede al Cuerpo de Tramitación Procesal de Justicia (grupo C, subgrupo C1), está comenzando una carrera horizontal.

En este caso se ha producido un salto de Escala, pero eso no tiene que ser siempre así. De hecho, como nuevo ejemplo, podría producirse entre administrativos de diferentes instituciones públicas, y mismo grupo y subgrupo.

La carrera vertical

Es la promoción que más se asemeja a lo que se conoce popularmente como ascenso.

Se trata de subir escalones a lo largo de grupos y subgrupos, y necesariamente, implica que en algún momento se produzca un cambio de Cuerpo o Escala.

Por ejemplo, si un auxiliar administrativo (C2) promocionará para ser administrativo (C1), estará recurriendo a la carrera vertical.

Si más adelante quisiera volver a ascender, tendrá que pasar al Grupo B y eso requiere un cambio de Escala, aunque no obligatoriamente de Cuerpo.

Seguro que te sonaban estos conceptos, pero ahora están más claros, ¿verdad?

Si quieres resolver más dudas como estas, no te pierdas nuestro post semanal.

No te pierdas ningún artículo

Suscríbete y mantente informado.

TodoOK

¡Gracias por registrarte !

Te mantendremos al tanto de todas las novedades de meludus :)

, algo ha ido mal :(

Por favor, intentalo más tarde, o si lo prefieres ponte en contacto con nosotros