Tips para estudiar la Constitución Española

Os estamos imaginando. Os llega el temario; estáis súper ilusionados por comenzar esta nueva etapa. Abrís el primer tema y…. ¡zas! Allí está, la Constitución Española. Es como un amigo aguafiestas. Pero bueno, ¡no es para tanto! Tampoco hay que dramatizar el asunto, y si ya lo has hecho déjanos que te echemos un cable con algunos tips para estudiar la Constitución Española.

1.- Antes de nada… ¡autogestión!

Es imprescindible, sobre todo en tu primera oposición, que sepas gestionar tus pensamientos y emociones desde un primer momento. Pueden convertirse en tu peor enemigo.

Es cierto que, quien diseñara los temarios, hizo una buena campaña «asusta – opositores» al ponerla en todos los <<tema 1>> de casi todos las oposiciones.

Sin embargo, los que empezáis una oposición ya habéis ojeado el temario, consultado en foros, o preguntado a otros compis. Esto supone que no os vendrá de nuevas, pero es inevitable que os agobiéis.

Ante esta vorágine de ideas es mejor parar, reflexionar, ver todas las partes del contenido de forma aislada, y no solo su continente.

Este principio, va a ser la base de nuestra estrategia.

2.- ¿Qué quieren de mí?

Analiza el título del tema, reflexiona, y trabájalo. Ahorrarás mucho tiempo de estudio porque sabrás de forma concreta qué quieren de ti.

No es tan difícil; explicamos cómo a modo de ejemplo:

Ejemplo:

Tema 1. La Constitución: estructura y contenido. Principios generales. Los derechos y deberes fundamentales. Sus garantías.

Este es el primer tema de la oposición de Auxiliar Administrativo del Ayuntamiento de Madrid.

Es probable que si es tu primera oposición ni siquiera te aclares con qué te están pidiendo que aprendas en ese tema. Pero, ¿qué ocurre si observo la estructura de la normativa y la comparo con lo que ponen en el título del tema?

Si utilizamos el índice de contenidos de la Constitución, y extraemos un «apartado» por cada punto y seguido, veremos lo siguiente:

Puedes descargar la Constitución de 1978 desde AQUÍ.

  • Estructura y contenido: es el índice de la Constitución.
  • Principios generales: es su Titulo Preliminar.
  • Los derechos y deberes fundamentales: Título Primero.
  • Sus garantías: que se encuentran en el anterior; de forma específica en el Capítulo IV.

Pues listo, puedes hacer lo que quieras con el resto de la normativa. No la necesitas. Solo tienes que estudiarte el índice y dos títulos. ¡Pasemos a la acción!

3.- Reservar la memoria para estudiar la Constitución Española

No todo consiste en memorizar. También tienes que comprender, asimilar, asociar, etc. La memorización es un trabajo de fondo; no fuerces el mecanismo.

Al ver que tenemos que estudiar la Constitución Española lo primero que se nos ocurre es memorizar, y no todo consiste únicamente en eso.

Antes de memorizar tendremos que trabajar la norma y adaptarnos a ella. Este proceso de adaptación hará el 50% de la memorización él solito, porque nos va a procurar un entendimiento al estudiar la Constitución Española que no tendríamos si solo memorizáramos.

El otro 50% que es nuestra memorización <<intencionada>>, la dedicaremos a cosas que realmente la requieren, tales como números de artículos, asociaciones mentales hacia su contenido, intervalos de artículos que abarca cada título, o sus estructuras.

4.- Aplicar sistemas

Para estudiar la Constitución Española construiremos algo similar a lo que se hace para almacenar objetos en casa; utilizar cajas, aunque en nuestro caso son mentales. A ello, le añadiremos un sistema de arrastre para estudiar.

En este caso vamos a emplear diez cajas; una por cada título de la Constitución. ¿Por qué? Porque nos piden que aprendamos su estructura y contenido.

En cada una de ellas meteremos lo que corresponde, al igual que cuando ordenamos; sus capítulos, secciones, artículos…

Aquí la premisa es la concreción, ya que lo que vamos a hacer con la Constitución es empezar desde lo más básico (su estructura por Títulos), para ir concretando en cada vuelta que demos con el sistema de arrastre.

Por si no lo conocéis, más adelante os haremos un post sobre ello, pero principalmente se trata de dar vueltas a lo que se estudia, ampliando el contenido en cada vuelta, y sin desechar nada de lo ya aprendido.

Lo hacemos más visual:

  • 1ª vuelta: aprendemos los títulos y el nombre de cada uno de ellos. Además, marcamos el intervalo de artículos que ocupa cada título concreto. Ejemplo: Título preliminar (artículos 1 a 9), Título primero (artículos 10 a 55), etc.
  • 2ª vuelta: a lo anterior le añadimos el estudio de los capítulos que abarca cada título, y concretamos los intervalos de artículos que extrajimos la vez anterior.
  • 3ª vuelta: a la primera y la segunda se le suma el trabajo sobre las secciones que existan y los artículos que incluyen cada una.
  • 4ª vuelta: comenzaríamos el estudio del contenido de los artículos (antes solo se había relacionado su número con su nombre). En el caso del temario que usamos de ejemplo, únicamente habría que aprender el contenido de los artículos de los títulos preliminar y primero.

5.- Memorizar y asociar

Memorizar una normativa es un trabajo complicado pero no imposible. La asociación de ideas y estímulos es una técnica muy popular en estos casos. Cuanto más llamativas sean esas asociaciones, más perdurarán en el tiempo.

Hasta aquí hemos memorizado todo el contenido sin a penas esfuerzo, básicamente por despiece, insistencia y repetición. Ahora, ha llegado el momento de hacerlo de manera intencionada.

Como os introducíamos, una vez que el contenido de los artículos se ha leído y comprendido, es importante que lo asociemos a ciertas cosas cotidianas.

Algunas personas aprenden mejor a través de estímulos visuales, otras por estímulos auditivos, y un pequeño porcentaje por otros medios, así que emplea el que mejor te vaya.

Desde utilizar acrónimos, inventarte frases absurdas, relacionar imágenes, o sacar un hit con una cancioncilla pegadiza sobre la Constitución; ¡cualquier cosas es válida!

Eso sí, no olvides seguir con el sistema de arrastre o repasar lo estudiado hasta que llegue el día del examen.

6.- Haz test para estudiar la Constitución Española

El aprendizaje de un mismo contenido desde diferentes puntos de vista aumenta notablemente su comprensión sobre él.

Al realizar test estamos poniendo nuestro aprendizaje a prueba, ya que casi con toda seguridad nos van a hacer preguntas que ni siquiera nos hemos planteado al estudiar la normativa.

Es una buena herramienta a incorporar para continuar el estudio mediante sistema de arrastre o, en su defecto, repasarlo.

¡Ánimo luducompis! 💪🏽

No te pierdas ningún artículo

Suscríbete y mantente informado.

TodoOK

¡Gracias por registrarte !

Te mantendremos al tanto de todas las novedades de meludus :)

, algo ha ido mal :(

Por favor, intentalo más tarde, o si lo prefieres ponte en contacto con nosotros